Esta empresa ha cerrado.

Por motivos ajenos a nuestra voluntad nos hemos visto obligados a cerrar con todo lo que eso conlleva, principalmente para nuestros trabajadores, pero también para nuestros clientes con los que habíamos creado un gran vínculo. Queremos agradecer su confianza durante todo este tiempo y esperemos que le quede un buen recuerdo de nuestra compañía y de nuestra forma de trabajar. Es una lástima tener que hacer este comunicado, pero no quedaba otra salida.

Dándole las gracias por su confianza y deseándole muchos éxitos empresariales, reciban un cordial saludo.